ARTÍCULO

POSICIÓN DE ASOVAPE FRENTE AL PROYECTO DE LEY 174 DE 2018

COMUNICADO ASOVAPE: VAPEO, SALUD PÚBLICA Y COSTOS DEL SISTEMA DE SALUD
Agosto 26 de 2019

Con respecto a la aprobación en segundo debate del proyecto de Ley 174 de 2018 que busca modificar la Ley Antitabaco para equiparar los vaporizadores con el tabaco, ASOVAPE expresa su total desacuerdo con que los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) sean regulados y categorizados bajo la condición de tabaco, ya que, por el contrario, esta es la herramienta de reducción de daños más exitosa que ha logrado sacar del tabaquismo a más de 42 millones de personas alrededor del mundo.

En todo este debate hay que tener claridad que los vaporizadores son diferentes al cigarrillo convencional,no contienen tabaco ni combustión, por lo tanto, no pueden ser regulados de la misma manera que los cigarrillos de combustión o los productos derivados del tabaco. Necesitan una regulación apropiada y diferenciada que se adapte a las necesidades de este nuevo escenario en el que los productos de riesgo reducido son un camino efectivo para combatir el tabaquismo.

Existe una creciente evidencia de que el enfoque en la reducción del daño desempeña un papel determinante en el momento de complementar las estrategias convencionales para dejar de fumar. Una regulación apropiada es crucial para garantizar que los fumadores adultos cuenten con la información y con las condiciones necesarias para escoger esta opción, con el ánimo de poder acceder a alternativas de riesgo reducido, 95% menos riesgoso para la saludy con la opción de gradualmente ir disminuyendo los niveles de nicotina hasta llegar a cero.

El uso de los vaporizadores como herramienta para reducir el riesgo en adultos fumadores es consistente con los hallazgos de varios organismos de salud pública de renombre como Public Health England; El Royal College of Physicians en el Reino Unido; las Academias Nacionales de Ciencia e Ingeniería de los EE. UU. y las autoridades sanitarias de Francia y Bélgica.

ASOVAPE apoya y respalda toda iniciativa regulatoria encaminada a prohibir la venta de los vaporizadores a menores de edad, medida que no puede significar dejar desprotegida a una población en riesgo, como lo son los fumadores adultos, que requieren de opciones para dejar el tabaquismo.

Estamos completamente de acuerdo en que se requiere de una regulación estricta frente a la venta y acceso de estos productos a la población de menores de edad, así como una reglamentación rigurosa sobre la calidad y seguridad de los dispositivos y su contenido.

La industria y tiendas especializadas en Colombia ya cuentan con un camino adelantado en este frente, y todo lo que esté dirigido al establecimiento de herramientas legales que faciliten dicho control son medidas que cuentan con nuestro total apoyo. Los vaporizadores son una alternativa real para los fumadores adultos que buscan una opción de menor riesgo que fumar, no deben ser utilizados por menores de edad como dispositivo de moda o de recreación.

El diseño e implementación de una reglamentación que prohíba la venta a menores de edad es un camino que debemos transitar juntos reguladores, autoridades en salud, academia, comercializadoras, consumidores y la industria de los vaporizadores. Nosotros podemos aportar mucho al debate, como un aliado en el objetivo de controlar y prohibir la venta de vaporizadores a menores de edad.

Como ciudadanos agremiados solicitamos al Congreso formalmente nos permitan tener el espacio para mostrar la información científica y los puntos sobre los cuales se debe regular los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN).

Con respecto a los casos de enfermedades respiratorias en Estados Unidos, nos permitimos reiterar que:

Aún no existen conclusiones en los informes e investigaciones que vinculen directamente a los cigarrillos electrónicos con la situación, y que muchos pacientes, incluidos algunos en Illinois, han reconocido que han hecho uso del tetrahidrocannabinol (T.H.C.) componente psicoactivo del cannabis, según declaraciones de agencias de salud federales y estatales.

De acuerdo con Ileana Arias, una funcionaria del C.D.C., Centro de prevención y de control de enfermedades en Estados Unidos, «Se necesita más información para saber qué está causando estas enfermedades».

Por su parte, el Departamento de Salud Pública de California coincide en que en los casos de Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda (SDRA) hay una exposición común a la combinación negligente de los dispositivos de administración de nicotina con productos que contienen THC (tetrahidrocannabinol) y en todos los casos, hasta la fecha, se han vista involucrada la compra de cartuchos de vapor en «tiendas pop-up». Estas tiendas emergentes no son minoristas autorizados y no siguen ninguna normativa vigente o prácticas de seguridad.

Por lo tanto, hasta conocerse los resultados de las investigaciones, solicitamos que los medios de comunicación se abstengan a responsabilizar a productos de vapeo que consistentemente han sido una alternativa para disminuir los riesgos de fumar. Estos llevan más de 15 años en el mercado sin reportar este tipo de casos clínicos.

Importantes Asociaciones de Vapeo en el mundo se han manifestado en este mismo sentido, por lo que me permito remitirles comunicaciones de La Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV) de España, y de la Vapor Technology Association, que reúne a 50 de Estados Unidos en EE. UU.

Atentamente,

 

Mesa Directiva
ASOVAPE
Asociación Colombiana de Vapeadores
www.asovape.org

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x