ARTÍCULO

No entre en pánico con los cigarrillos electrónicos

Prohibirlos causará mucho más daño que bien

Tomado de: economist.com

“Es momento de dejar de vapear”, aseguró Lee Norman, un oficial de salud en Kansas. Seis personas han muerto en Estados Unidos, aparentemente por utilizar cigarrillos electrónicos. Más de 450 se han visto afectados por una enfermedad de pulmón seria. Entonces el aviso del señor Norman suena razonable. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades está de acuerdo: los 11 millones de vapeadores deberían dejar de hacerlo. Una nueva idea está circulando, vapear es peor que fumar. El 11 de septiembre, la administración de Trump dijo que quiere prohibir los líquidos saborizados de vapeo que no contienen tabaco. Algunos políticos incluso quieren una prohibición más amplia que incluya todos los cigarrillos electrónicos.Los hechos se han esfumado, como sucede con frecuencia durante las crisis de salud. Aunque más investigación es necesaria, la evidencia sugiere que las recientes muertes, relacionadas con vapeo en Estados Unidos no fueron generadas por productos comprados en una tienda autorizada, sino por productos defectuosos vendidos en la calle. En cinco de los seis casos, los productos de vapeo contaminados fueron comprados de forma ilegal; los otros involucran líquidos comprados en una tienda legal de cannabis en Oregon. Una teoría es que los fluidos del vapeo fueron mezclados con vitamina E. Este es un aceite, que no debería entrar en los pulmones. Si es inhalado, el aceita causa la clase de síntomas que han sido presentados por los enfermos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que está investigando los productos involucrados, está en lo correcto al no entrar en pánico. Este dice que los vapeadores no deberían comprar productos que contengan extracto de cannabis, ni aquellos que son vendidos en la calle. Este es un tema sensible. Cuando se compra un líquido sin licencia a un proveedor que no está regulado, no se tiene idea de lo que se está consumiendo. Es por esto por lo que los gobiernos también persuaden a las personas para que no consuman bebidas espirituosas, que a veces son mortales. En Costa Rica, por ejemplo, 25 personas murieron recientemente por beber alcohol contaminado con metanol. Sin embargo, al igual que con el alcohol, los reguladores deben establecer una distinción entre los productos ilícitos y el tipo legal sin adulterar.

Los cigarrillos electrónicos no son buenos para usted. El vapor que los vapeadores inhalan está entrelazado con la nicotina que es adictiva. Algunos otros químicos en él pueden ser dañinos. Pero vapear es mucho menos peligroso que fumar tabaco, un producto singularmente mortal. Si las personas recurren a los cigarrillos electrónicos como un sustituto del cigarrillo tradicional, los beneficios para la salud son potencialmente enormes. Fumar mata a 450,000 estadounidenses cada año, y la asombrosa cifra de 7 millones de personas en todo el mundo. Cualquier cosa que aleje a las personas del tabaco puede salvar vidas.

La mayor preocupación sobre los cigarrillos electrónicos es que van a crear una nueva generación de adictos a la nicotina. Algunas personas que nunca han fumado han empezado a utilizar los vaporizadores, incluyendo un número preocupante de niños. En estados unidos. Por ejemplo, un cuarto de los jóvenes de bachillerato vapea.

Esto es alarmante, y ayuda a explicar por qué tantos gobiernos, como los de Egipto, México, singapur, Taiwán y Brasil, han prohibido los cigarrillos electrónicos. No deberían hacerlo. La prohibición usualmente genera un mayor problema que algo bueno. Prohibir los cigarrillos electrónicos llevará a los vapeadores a comprar productos ilícitos, que podrían llegar a envenenarlos. También disuadirá a muchos fumadores respetuosos de la ley de cambiar a algo menos riesgoso.

Por estas razones, regular el vapeo es más inteligente que tratar de eliminarlo. Los gobiernos deberían controlar con cuidado los componentes de los líquidos de los vaporizadores, siguiendo el ejemplo de la Unión Europea que restringe la cantidad de nciotina que debe contener. La FDA de Estados Unidos, por el contrario, parece cambiar constantemente de opinión sobre cómo regular el vapeo. Los gobiernos también deberían regular cómo se publicitan los cigarrillos electrónicos. El marketing dirigido a los niños es obviamente inaceptable. Entonces, quizás, son los sabores afrutados los que atraen especialmente a los paladares jóvenes. Las advertencias sanitarias del gobierno deben ser claras y medidas. Vapear puede ser un hábito peligroso, pero es mucho menos riesgoso que encenderlo.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x