ARTÍCULO

Glassman: “Nuestro Informe proporciona el camino a seguir para acabar con el tabaquismo”

Glassman: “Nuestro Informe proporciona el camino a seguir para acabar con el tabaquismo”

Una nueva comisión de expertos encargada de reactivar y dar fuerza a la lucha contra el tabaquismo lanza un nuevo informe con recomendaciones para avanzar en la solución de este problema de salud pública.

Fight Against Smoking es la nueva comisión internacional de expertos en la lucha mundial contra el tabaquismo, presidida por el embajador (retirado) James Kenneth Glassman, ex subsecretario de Estado de Diplomacia Pública y Asuntos Públicos de los Estados Unidos. La comisión incluye a otros cuatro expertos de Indonesia, India, Reino Unido y Sudáfrica: Tikki Pangestu, exdirector de Política de Investigación y Cooperación de la OMS en Ginebra; el economista y consultor experto en políticas Vivan Sharan, responsable de Koan Advisory en India; la reconocida doctora británica Rosemary Leonard y el doctor Kgosi Letlape, actual presidente de la Asociación Médica de África y presidente de la Asociación Africana de Consejos Médicos.

La comisión ha publicado recientemente un informe que examina el papel de las innovaciones emergentes, los médicos y las políticas proporcionales al riesgo para acabar con el tabaquismo. En él deja claro que los esfuerzos mundiales para acabar con este problema de salud se han estancado y requieren una reforma radical para evitar que mil millones de personas mueran en este siglo. Si nada cambia, el número de muertes relacionadas con los cigarrillos y diversas formas nocivas de consumo de tabaco aumentará de los 100 millones a los gravísimos mil millones en el transcurso del siglo XXI.

Hablamos entonces con James K. Glassman, regente de la comisión internacional de expertos que busca reactivar la lucha contra el tabaquismo.

Entrevista

Vaping Today: Señor Glassman, en su opinión, ¿qué explica la persistente negación por parte de la OMS (así como de algunos agentes políticos y una parte de la comunidad médica y científica) de la evidencia científica y las experiencias empíricas, tanto de políticas públicas como las del Reino Unido como de millones de usuarios en todo el mundo que validan y garantizan la eficiencia y la eficacia de los cigarrillos electrónicos y otros productos alternativos para la reducción del daño del tabaco?

James K. Glassman: No es inusual que las organizaciones y las personas que están comprometidas con una determinada forma de ver un problema se aferren a esa visión frente a los avances comprobados de la ciencia. Vemos ese fenómeno todo el tiempo. La OMS y otras organizaciones internacionales y sin fines de lucro parecen estar estancadas en un paradigma de hace 20 años. Es una pena, pero con informes como el nuestro un cambio de perspectiva es inevitable. Solo esperamos que suceda pronto.

Vaping Today: En los países de ingresos bajos y medianos (PIBM), a pesar de las políticas y los impuestos, el acceso a los cigarrillos es fácil, extremadamente barato y todavía goza de cierta aceptación social (en Brasil se pueden encontrar paquetes de 20 unidades desde menos de 1 dólar hasta 2 dólares, en Pakistán a 1 dólar). Esto a diferencia de Europa o América del Norte, donde en promedio la misma cantidad de cigarrillos cuesta más de 10 dólares. ¿Podemos hablar de un “control fiscal y legal” realmente eficaz en los países de ingresos bajos y medianos? ¿Las empresas tabacaleras se adaptan a las reglas o las imponen en esos países?

James K. Glassman: Las empresas tabacaleras, incluidas las que son de propiedad estatal, ciertamente tienen parte de la culpa de hacer que los [cigarrillos] combustibles sean de fácil acceso en los países de ingresos bajos y medianos, pero la responsabilidad principal recae en los responsables de la formulación de políticas en esos países y en las organizaciones internacionales que no han proporcionado el apoyo a la investigación ni la ayuda para aumentar la capacidad de formulación de políticas.

Nuestro informe insta a realizar más investigaciones dirigidas a lo que está funcionando y puede funcionar en el futuro en los países de ingresos bajos y medianos, que, por cierto, no son un monolito. También muestra los medios por los cuales los países con políticas ilustradas han sido eficaces para trasladar a los fumadores adultos persistentes a alternativas menos riesgosas. Además, nuestro informe reconoce que, al menos en la actualidad, los productos alternativos son costosos en los PIBM. 

Vaping Today: ¿Qué recomendaciones inmediatas tendrían?

James K. Glassman: Recomendamos soluciones creativas, como la concesión de licencias gratuitas de propiedad intelectual, como ocurre a veces con los productos farmacéuticos.

Vaping Today: La comunidad medica podría tener un papel fundamental en la búsqueda de soluciones, ¿verdad? ¿Qué impide que los médicos sean más informados, activos, pragmáticos?

James K. Glassman: Nuestro informe insta a los médicos a tomar la iniciativa en los esfuerzos para dejar de fumar, como lo hicieron cuando comenzó el movimiento en la década de 1960. En este momento, un obstáculo importante es la falta de conocimiento de las alternativas al tabaco y de los peligros relativos de la nicotina (bajo) y los carcinógenos que se liberan con la quema de tabaco (alto).

Pero otro gran obstáculo es que los médicos solo tienen un tiempo limitado con sus pacientes y, actualmente, pocos médicos dedican ese tiempo a aconsejar a los fumadores sobre formas de dejar de fumar o de cambiar a productos menos dañinos. 

Teniendo en cuenta que 8 millones de personas mueren al año por enfermedades relacionadas con el tabaquismo, creemos que este tipo de asesoramiento claramente vale la pena.

Otro problema lamentable es que muchos médicos de los países de ingresos bajos y medianos son también fumadores y tienen un profundo efecto de demostración en sus pacientes. 

Finalmente, para volver a su pregunta original, no hay duda de que las opiniones retrógradas de algunas organizaciones internacionales han disuadido a los médicos de defender lo que parece ser la mejor manera de lograr que los fumadores adultos persistentes terminen con el uso de cigarrillos: la adopción de alternativas como vapear.

Vaping Today: Este es un punto clave. Organizaciones filantrópicas y projóvenes contra el tabaquismo actúan como negacionistas de la ciencia y de la tecnología y se han encargado de denigrar una solución al tabaquismo que hasta la industria tabacalera busca fomentar. ¿Por qué han elegido simplemente atacar a la industria en lugar de buscar la sinergia para atacar el problema?

James K. Glassman: La “niñificación” de la política del tabaco es particularmente dañina. Como dice nuestro informe, los menores no deben fumar ni vapear, punto. Casi todos los países tienen prohibiciones en este sentido (aunque notamos que pocos de ellos implementan tecnología de verificación de edad). Las organizaciones a las que hace referencia reconocen que el consumo de tabaco por parte de los niños es una imagen emocional poderosa, por lo que la explotan.

Pero el problema urgente de salud pública involucra a fumadores adultos de entre 30, 40 y 50 años. Ellos pueden salvarse de enfermedades graves y de la muerte prematura si cambian a alternativas como el vapeo. Aún les queda tiempo.

¿Por qué estos grupos denigran el vapeo ante la evidencia de que es un 95% menos riesgoso que fumar? Porque están atrapados en un viejo paradigma que sostiene que cualquier cosa relacionada con la nicotina (que no sean parches, chicles y medicamentos, aparentemente) es mala, y también lo son las empresas tabacaleras. Sin embargo, muchas de esas empresas están ahora a la vanguardia del movimiento de reducción de daños. Mediante el desarrollo de nuevas tecnologías y el acceso a los fumadores, están haciendo el tipo de trabajo que las organizaciones filantrópicas contra el tabaco deberían haber hecho ellas mismas hace mucho tiempo.

Vaping Today: Sí. PMI y BAT, por ejemplo, ya han comenzado a migrar su enfoque comercial hacia nuevas tecnologías con riesgo reducido. ¿Veremos la dominación futura del mercado del vapeo por parte de Big Tobacco? ¿Cómo podría esto afectar o impulsar a los fumadores, las nuevas políticas de reducción de daños y la industria en general?

James K. Glassman: No tengo una bola de cristal lo suficientemente clara como para saber si las empresas tabacaleras dominantes [harán lo mismo con] el mercado de vapeo. Sin duda, empresas como PMI y BAT se están moviendo hacia una conversión completa lejos de los combustibles. 

En otros sectores comerciales ha sido raro que las empresas tradicionales lideren el camino en el cambio disruptivo, pero en este caso esas empresas tienen una gran ventaja en recursos, especialmente capacidad para I + D, además de un deseo real de cambiar su modelo de negocio por completo.

Vaping Today: Ustedes han lanzado un muy relevante informe. ¿Cuáles son las metas de la organización a corto y mediano plazo?

James K. Glassman: La primera tarea de nuestra comisión fue dedicar un año a producir un informe que proporcione tanto los antecedentes como el camino a seguir para acabar con el tabaquismo. Ahora, gracias a personas como usted, estamos tratando de difundir nuestro mensaje, incluidas nuestras 19 recomendaciones, por todas partes. El informe de la comisión y las recomendaciones se pueden encontrar en nuestro sitio fightagainstsmoking.org.

Pero, volviendo a la respuesta a su primera pregunta, diría que estamos tratando de cambiar el paradigma antitabaco del enfoque binario (cigarrillos o nada) a un enfoque de reducción de daños, al tiempo que se complementan los esfuerzos del control de tabaco de las últimas décadas. Lo que el viejo paradigma todavía ignora es que la mayoría de los fumadores quiere dejar de fumar, pero no puede. 

Nuestro informe sencillamente toma ese hecho como un hecho y recomienda que los funcionarios públicos, las empresas y las organizaciones sin fines de lucro hagan todo lo posible para alejar a los fumadores adultos de los cigarrillos combustibles hacia prácticas que son mucho menos dañinas.

El tabaquismo es hoy el mayor desafío de salud pública del mundo. Necesitamos audacia, imaginación y reconocimiento de que las preferencias de los consumidores y las nuevas tecnologías son las fuerzas que impulsarán el cambio necesario.

A continuación encontrará el informe completo en Español:


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

La entrada Glassman: “Nuestro Informe proporciona el camino a seguir para acabar con el tabaquismo” se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones